El 15 de diciembre de 1847 el jefe del ejército norteamericano Gral. Winfield Scott, ordenó  la ocupación militar del país y unos días después el 29 de diciembre de 1847, una columna de unos 600 soldados norteamericanos, al mando del Corl. William T Withers, llega a Pachuca alojándose en el Convento de San Francisco.

 

Bicentenario en Hidalgo
Inicio
Mensaje de Bienvenida
Contacto
La Comisión
Comisión Interinstitucional
Decreto
Reglamento
Subcomisiones
Historia en Hidalgo
Antecedentes Históricos
Hidalgo hace 200 años
Independencia en Hidalgo
Notas Históricas


Corregidora liberada por una Acción de Villagrán


Para cualquier persona ajena a las condiciones en las que se desarrollaron los primeros acontecimientos de las Guerra de Independencia en México, los Villagrán, Julián y si hijo Chito, se caracterizaron por constantes actos de insubordinación, pero fundamentalmente por los actos de rapiña que las tropas de ambos cometía en toda población, hacienda o ranchería por la cruzaban; sin embargo, debe ponderarse el hecho de que ambos, padre e hijo, desconocían la disciplina militar y que la formación de su ejército se cimentó en la posibilidad de obtener una paga a través del botín derivado del apoderamiento que la tropa lograra en cada lugar atacado y ocupado. La hambruna de los años inmediatamente anteriores a su levantamiento fue uno de los principales motivos para que lograran en poco tiempo conformar nutridos contingentes bajo sus órdenes. 

Así, después de que el 30 de septiembre de 1810, Miguel Sánchez, ocupara Huichapan y otros pueblos cercanos,  el  28 de octubre de ese mismo año, los Villagrán se incorporan al movimiento independista sublevándose con un importante contingente de hombres de la región, al igual que lo hicieron los integrantes de la familia Anaya, José Mariano, Francisco y Cayetano, así como otros muchos que se sumarían  a las fuerzas insurgentes en la región.

Muchas fueron las acciones realizadas en aquellos primeros de la Guerra por parte de los insurgentes, aunque una operación recurrente fue la de obstruir a toda costa el camino de México a Querétaro, donde Julián Villagrán, logra entre otras hazañas, la de interceptar el carruaje del Alcalde y Juez de Corte, Juan Collado, quien fue nombrado como ministro instructor de la causa iniciada en contra de los corregidores de Querétaro don Miguel Domínguez y don Josefa Ortiz de Domínguez así como de los  hermanos Epigmenio y Emeterio González, por su participación en la conjura que encabezó el Cura Hidalgo, para lo cual fue comisionado a la ciudad de Querétaro, a su llegada puso en libertad a don Miguel Domínguez y poco después a Joaquín Arias, continuando la causa en contra de doña Josefa Ortiz de Domínguez y los hermanos González. Informado de una posible incursión de los Insurgentes a Querétaro, Collado decidió regresar a la ciudad de México pero en el camino fue tomado preso por Julián Villagrán y conducido a Huichapan donde le fueron incautados los expedientes de las causas incoadas en contra de los conjurados aun presos y se le comprometió para que resolviera a favor de su  libertad,  como lo hizo más tarde”  Como lo señala el historiador Lucas Alamán los expedientes fueron destruidos por Julián Villagrán, quien le dejó seguir su camino a la ciudad de México donde a consecuencia de su proceder, fue muy mal recibido por el Virrey.

Indudablemente  la absolución de los inculpados, pronunciada por Collado, estaba viciada en razón de haberse emitido mediante el uso de la violencia, de modo que pudo no haber producido ningún efecto, sin embargo la destrucción de los documentos, fue más tarde invocada como causa para ratificar la resolución que le concedió la libertad a la Corregidora.

Queda pues constancia de un hecho en primer lugar poco conocido y enseguida trascendente, si se toma en cuenta que gracias la acción de este intrépido huichapense, la primera y hasta ahora mas importante heroína de nuestra historia queda ligada a este territorio que hoy forma parte del pacto federal, en razón de que la acción de uno de sus caudillos le permitió alcanzar su libertad.

Pachuca Tlahuelilpan marzo de 2008